El SICAB, final de temporada

Sebastián Bastida

La semana del SICAB es una fecha señalada desde principios de año. Laboralmente hablando, es la fecha más importante para un presentador de PRE.

Elegance Avila
Comenzando el año

El año comienza antes de primavera con las ilusiones puestas y las pilas cargadas para afrontar toda la temporada. Los ejemplares del año anterior, cambian de sección, y los nuevos comienzan con la incertidumbre de cómo será su evolución, su rendimiento en las pistas y si gustarán o no a los jueces.
El SICAB, como fecha clave para nosotros, debe ser preparado durante todo el año; necesitamos tiempo para conocer a nuestros ejemplares y así poder preparar su presentación con sumo cuidado, ante este evento tan importante.
Como sabemos, la presentación de un PRE es rápida e insegura. Nunca conocemos su estado de ánimo antes de entrar a la pista y el calentamiento previo a la prueba es mínimo, alguna vuelta al paso antes de participar y a la pista, por lo tanto, el conocimiento de nuestro ejemplar y su preparación anterior, debe ser infalible, porque sólo tendremos una oportunidad para poder demostrar la calidad de nuestro PRE y si la presentación no es perfecta, no conseguiremos el premio deseado.

La responsabilidad

Cada vez es mayor la responsabilidad que recae sobre los presentadores y jinetes. Los resultados en este campeonato tan especial, pueden significar para el ganadero, un prestigio y reconocimiento muy importante y no menos significativo, una revalorización directa del ejemplar presentado, así como de toda su descendencia, al igual que de su ganadería.
La fórmula para una buena presentación parece ser fácil, salir a pista con nuestro ejemplar, realizar paso, trote, galope y la parada, el resto es responsabilidad del juez y de Dios. Pero aún así, seguimos viendo presentaciones muy deficientes que merman las posibilidades de éxito de los ejemplares que se presentan.
En principio, el ganadero y el presentador, deben saber que la preparación de este campeonato, tiene que ser larga y rigurosa, el tiempo mínimo de preparación de un ejemplar es de 6 meses y lo correcto sería empezar en febrero para acabar en SICAB.

En principio, el ganadero y el presentador, deben saber que la preparación de este campeonato, tiene que ser larga y rigurosa.

La Preparación

Hay que comprender que el desarrollo muscular que se necesita, no se consigue en unas pocas semanas. El caballo o yegua requieren un trabajo específico para la presentación, que sí se podrá realizar en un período más corto de entrenamiento, pero el desarrollo muscular y el conocimiento de nuestro ejemplar lo iremos obteniendo durante el transcurso de todo el año.
Para conseguir un buen resultado debemos tener un buen ejemplar, eso está claro, pero hasta el animal más perfecto, necesita de nuestra ayuda para poder llegar a su óptimo estado de forma. Comenzaremos con el estudio de su morfología (anatomía), para continuar con el estudio de sus movimientos, una vez tengamos claro las regiones a potenciar, el herraje a realizar y la alimentación apropiada para comenzar, tendremos todos los ingredientes necesarios para iniciar nuestro proyecto de futuro.
En principio y como norma general, trabajaremos a la cuerda nuestros ejemplares, buscando la mayor amplitud posible en los movimientos, para esto utilizaremos la ayuda del herrador, el veterinario y técnicas de trabajo como las barras de tranqueo, martingalas, etc. En otra dirección, intentaremos eliminar la mayor grasa posible del cuello, mediante el trabajo anaeróbico, la utilización de cremas de calor y los sudaderos. Muy importante será el trabajo de musculación de la línea superior, utilizando martingalas, piscina y trabajos específicos, fortaleceremos esta región. El incremento de la fuerza y a su vez, del tamaño de la grupa y el pecho, que estarán muy relacionados con el trabajo de la línea superior, nos irá dando forma a nuestro ejemplar. El aumento progresivo del galope, al principio no más de 5 minutos por sesión, para ir incrementando hasta llegar a un máximo de 15 minutos a las dos manos, éste será el aire más adecuado para potenciar estas regiones, pero también es el aire donde más se desgasta su anatomía, por lo que debemos controlar muy bien su respiración y el sudor en trabajo, que serán los indicadores más visuales para calcular el tiempo de esfuerzo. Estos serán los pilares de nuestro trabajo y sobre ello, comenzaremos a construir nuestro proyecto.

Los primeros concursos del año, serán decisivos para conocer el carácter y el comportamiento del ejemplar.

DOS CABALLOSCarácter y alimentación

Durante el entrenamiento, conoceremos el carácter de nuestros ejemplares e iremos adaptando su trabajo dependiendo de su evolución, para buscar un equilibrio correcto y así ir creciendo en una buena dirección. Los caballos más inseguros, inquietos y menos expertos serán trabajados con más calma, con menos galope y con una alimentación más baja en proteínas y alta en grasas.
Al contrario, sobre todo, para las yeguas y animales más expertos y tranquilos, utilizaremos alimentos más altos en proteínas y menos ricos en grasas y el galope será un aire importante, para evitar la acumulación de la grasa y aumentar la buena forma de ellos.
Los primeros concursos del año, serán decisivos para conocer el carácter y el comportamiento. Nos encontraremos con ejemplares nerviosos en el transporte, que perderán peso durante el viaje; otros que dejarán de comer en el concurso y perderán volumen en sus regiones; otros que estarán inquietos en las cuadras, perdiendo así, su buen estado de forma; nos encontramos con animales nerviosos que tendrán que trabajar antes de salir a la pista a competir y otros más tranquilos, que será conveniente dejarlos descansar para que salgan con energía al campeonato, en fin, cantidad de combinaciones posibles que sólo con el tiempo iremos conociendo.
Los ejemplares que compiten poco o nada, no podrán nunca llegar a SICAB en el mismo estado que aquellos que han estado compitiendo durante todo el año.
El ejemplo es claro, cualquier deportista de élite necesita una pretemporada para ponerse en marcha y durante el transcurso del año, llegar a conseguir un estado óptimo de forma, el cual se debe mantener para evitar lesiones, cansancio o incluso llegar al agotamiento, circunstancia que también nos puede suceder con nuestros ejemplares, si no se planifica bien la temporada; tanto la ausencia de concursos, como el exceso de ellos, nos pueden pasar factura en la final, que será el momento más decisivo de todo el año.
Ahora llega el SICAB con más incentivos que nunca, Campeonato del Mundo, 25 Aniversario, cambio de pistas. Nosotros lo vivimos como el evento más importante del año, preparando cuidadosamente el estado de nuestros ejemplares, calculamos la fecha del herraje, su estética, su estado de forma, su técnica, en definitiva, queremos llevar a nuestros ejemplares en unas condiciones óptimas para su presentación.
Una vez allí, la alimentación y el estado anímico de nuestros animales es la prioridad, que descansen y coman bien debe ser nuestra primera preocupación. Tenemos que pensar que SICAB es un Campeonato que dura una semana y en ese largo período, los caballos suelen perder mucho peso. También muchos de nosotros vivimos lejos y debemos realizar un largo viaje, circunstancias todas que nos obligan a realizar un esfuerzo extra.
En segundo lugar, nos debemos preocupar de los horarios, para poder programar así el trabajo a realizar durante el concurso, empezamos compitiendo con los más jóvenes y acabamos, si todo ha ido bien, recogiendo los premios por el trabajo bien realizado y si no, pues a mejorar para el próximo año.
En definitiva, una semana especial, estás deseando que llegue y también que acabe, te evalúan el trabajo de un año completo, pero no puedes controlar todo porque dependemos de un animal, los clientes te presionan, la familia y los amigos te animan, pero tú y sólo tú, debes tomar las decisiones. Estás solo con tu ejemplar, ante las cámaras, los jueces, clientes, compañeros, aficionados, todo el mundo del PRE mirando y sólo tienes 3 minutos, para demostrar que tu caballo es el mejor del mundo.

Emocionante trabajo el nuestro, no lo cambiaría por ningún otro.

Comparte esto

Tweetea esto! Compartelo en Facebook