La mágica Ronda

LOGO NUEVO TURISMOInformación: Turismo de Ronda
Fotografías: Turismo de Ronda
y José Luis Redondo Acosta
www.turismoderonda.es

20170507_133941

El paso de las personas por un territorio y una época siempre heredan inconfundibles e indelebles señas de identidad. La suma de todos los vestigios culturales que los distintos pueblos fueron dejando en Ronda a lo largo de los siglos, ha dado como resultado una ciudad y un entorno singular y trascendente, un lugar con cuerpo y alma.

20170507_132417

Si por algo Ronda ocupa un lugar en la prosa y en el verso, en la imaginación y en la memoria de artistas célebres y visitantes anónimos, es porque es una ciudad con alma.

PALACIO DE MONDRAGÓN fotoEl cuerpo de Ronda nos brinda un urbanismo armado de una arquitectura diversa de estilos y esencialmente pura que significa, fundamentalmente, belleza. Ese mismo cuerpo al que nos referimos nos regala también un entorno natural único donde el visitante no se siente turista sino un viajero que disfruta del paisaje en clave de aventura.

Sin embargo, si por algo Ronda ocupa un lugar en la prosa y en el verso, en la imaginación y en la memoria de artistas célebres y visitantes anónimos, es porque es una ciudad con un alma que impregna como un perfume al que la conoce, un alma que es síntesis alambicada de todos los rincones, de todas las costumbres y de toda la gente de Andalucía.

¿Dónde está Ronda?
Ronda se sitúa en la zona más noroccidental de la provincia de Málaga (Andalucía, España), en una cuenca rodeada de montañas de gran continuidad y mediana altitud, lo que le confiere un carácter mágico que, junto a sus características climáticas, hidrológicas, de vegetación y de suelo, la han determinado a lo largo de su rica y diversa historia.

Alameda del TajoSu historia
Ronda es una de las ciudades más antiguas de España. Sus orígenes se remontan al Neolítico, según los descubrimientos arqueológicos realizados en su casco antiguo.
Sin embargo, la presencia del hombre por estas tierras es mucho anterior. De ella son buena prueba una serie de yacimientos en cuevas, entre los que destaca la Cueva de la Pileta, por ser uno de los mejores exponentes del arte rupestre del Paleolítico andaluz.
Durante la Prehistoria Reciente se asistiría a una proliferación de asentamientos por todo el territorio que, en lo que atañe a los restos que han llegado hasta nuestros días, quedarán representados por una de sus manifestaciones culturales de mayor relevancia y monumentalidad, como son las necrópolis megalíticas: Dolmen del Chopo, de Encinas Borrachas, entre otros.
Será en esta época, pues, cuando se consoliden igualmente los dos poblados más importantes de la comarca, Acinipo y Ronda, aunque sus períodos respectivos de apogeo no se den sino con posterioridad; el primero en época romana y el segundo en la medieval.
De la ocupación romana de la Península quedan en el área numerosos vestigios, entre los que se hallan los descubiertos en la propia ciudad de Ronda. Pero, sin lugar a dudas, es el yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Acinipo el que goza de mayor importancia, dado el estado de conservación del mismo, así como de algunos de los elementos más emblemáticos de una urbe clásica, como es el teatro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERADesaparecida Acinipo, tras el período convulsivo que supuso la caída del Imperio Romano, el centro de atención se dirigirá hacia Ronda, la cual, aún siendo un núcleo muy reducido durante la primera Edad Media, será desde entonces la protagonista de todos los avatares históricos que se dieron cita en este territorio.
De éstos, el que destaca por su trascendencia y por el legado cultural que nos ha dejado y que aún es perceptible en muchas de sus manifestaciones (urbanismo, gastronomía, tradiciones, sistemas de cultivo, etc.), fue el período islámico.
Es en este momento cuando Ronda se configura y consolida como ciudad, llegando a ser la capital de una de las Kuras (Provincias) en las que se dividió al-Andalus (la de Takurunna) e, incluso, constituirse en reino independiente (los llamados reinos de taifas) tras la desarticulación del califato cordobés.
Pero el papel más significativo, y por el que es mejor conocida, le llegará con el reino nazarí de Granada, ya que su proximidad a los territorios conquistados por los castellanos le supondrá erigirse, tanto a la ciudad como a la comarca, en enclave fronterizo de especial importancia.
Con la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos (1485) se producirán profundas transformaciones económicas y culturales que aún hoy es posible apreciar en la fisionomía de la estructura urbana: apertura de plazas antes inexistentes, ensanches de calles, etc.

Será el siglo XVIII el que marque las pautas definitivas del papel que Ronda tendrá en el contexto de Andalucía. En esta época se construyen los monumentos más emblemáticos de la aristocracia de entonces y de la Ronda actual: el Puente Nuevo y la Plaza de Toros.

Pero será el siglo XVIII el que marque las pautas definitivas del papel que Ronda tendrá en el contexto de Andalucía. Es en esta época cuando se construyen los monumentos más significativos y emblemáticos de la aristocracia de entonces y de la Ronda actual: el Puente Nuevo y la Plaza de Toros.
A partir de entonces, y durante todo el siglo XIX, se forja la imagen romántica de la ciudad, así como de su Serranía, en la que el mundo del bandolerismo y de la Tauromaquia causarán una profunda impresión en muchos insignes viajeros. Ambos aspectos se han convertido desde entonces, en símbolos de nuestra cultura y tradición. No obstante, la riqueza cultural y tradicional de Ronda es mucho más amplia y diversa que la que ofrece esta imagen que, por agradable, no deja de ser tópica. Es en esa diversidad en la que se basa el atractivo actual de Ronda y su Serranía.

CORNISA DEL TAJO NOVIEMBRE 034Sus Monumentos
Alameda del Tajo. Excelente paseo arbolado del siglo XIX, con magníficas vistas panorámicas. Hacia el sur, se une al Paseo de Blas Infante y continuando por las terrazas del Parador Nacional de Turismo se concluye en el mismo puente.
Puente Nuevo. Símbolo de la ciudad. Construido a finales del s. XVIII, sobre el río Guadalevín. Su interior contiene un interesante centro de interpretación.
Convento Santo Domingo. Del siglo XVI. Antiguo convento dominico. Iglesia gótico-mudéjar. Claustro renacentista. Palacio de Congresos y Exposiciones de Ronda.
Casa de Don Bosco. Edificio Modernista con excelentes vistas panorámicas. Siglo XIX-XX.
Casa del Gigante. Palacio Nazarí (s. XIII-XV). En su interior conserva una importante colección de yeserías y un extraordinario artesonado Nazarí.
Murallas de la Albacara. Línea de muralla de época musulmana destinada a defender los molinos que se situaban en el Tajo. Conserva sus dos puertas de acceso: Puerta de los Molinos o Arco del Cristo y Puerta del Viento.
Palacio de Mondragón. Construcción del siglo XVI y XVIII. Destaca el estilo Mudéjar y sus magníficos patios. Monumento civil más significativo de Ronda. Sede del Museo de Ronda.
Murallas y Puerta de Almocábar. Puerta principal de acceso a la ciudad. Siglo XIII.
Palacio del Marqués de Salvatierra. Reconstruido a finales del siglo XVII Tiene una magnífica fachada de estilo renacentista.
Casa del Rey Moro. Palacio del siglo XVIII. En su interior destacan los jardines de Forestier y la llamada escalera de la Mina, impresionante obra islámica.
Arco de Felipe V. Antigua puerta de acceso a Ronda. (s. XVIII).
Murallas y Puerta de la Cijara. Puerta que comunicaba el Arrabal bajo con la Medina.
Baños Árabes. Excelente y único conjunto termal de época musulmana (s. XIII-XIV).
Puente Viejo – Puente Árabe. Siglo XVI – siglo XI.
Jardines de Cuenca. Situados en la cornisa del Tajo, con espectaculares vistas del Puente Nuevo.
Templete Virgen de los Dolores. Capilla Votiva Barroca del siglo XVIII.
Ermita Rupestre “Virgen de la Cabeza”. Conjunto Rupestre de época Mozárabe (s. IX-X), excavada íntegramente en la roca. Excelentes vistas panorámicas del Tajo.
Acinipo. Yacimiento arqueológico, teatro romano monumento nacional.

Palacio Marqués de Salvatierra

Un paisaje donde se pueden ver unas doscientas especies de aves de la zona, las frágiles y bellas orquídeas o los bosques terciarios de exclusivos pinsapos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERARonda al natural
El entorno natural de la ciudad de Ronda es espectacular. Belleza, armonía y equilibrio en una flora y una fauna mediterráneas. Los visitantes experimentan emociones en cadena al contemplar paisajes y animales inéditos. Hablamos de un territorio natural catalogado de 240,519 hectáreas en el que se encuentran tres Parques Naturales, dos Reservas de la Biosfera y una veintena más de espacios protegidos.
Un paisaje donde se pueden ver unas doscientas especies de aves de la zona, las frágiles y bellas orquídeas o los bosques terciarios de exclusivos pinsapos.
El Parque Natural Sierra de las Nieves fue declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera y se halla en plena comarca natural de la Serranía de Ronda. Este territorio montañoso está recortado por profundos barrancos y tajos espectaculares como el de la Caína, con más de 100 m de caída.
El Parque Natural de Sierra de Grazalema también fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, el macizo de Grazalema ofrece un impresionante paisaje, de contrastados relieves sobre rocas calizas: valles encajados en forma de cañones, cuevas, cornisas y taludes, … y una amplia variedad de formas originadas por procesos de disolución ocurridos en tiempos geológicos remotos.
En el Parque Natural de los Alcornocales se agrupa un complejo de sierras donde se desarrolla, en excelente estado de conservación, el mayor alcornocal de la Península Ibérica y uno de los más importantes del mundo.

Enoturismo
Son varias las referencias arqueológicas y documentales que aseveran la larga tradición de Ronda como tierra de vides y vinos. Desde las primeras vinculadas a la numismática de la ciudad ibero romana de Acinipo (47-44 a.C), en el que se constata el tópico del racimo de uva, lo que sin duda demuestra la importancia de la vid en la base económica de estas comunidades.
Pero no todo estaba escrito y los últimos años del siglo XX, marcan un punto de inflexión, gracias al esfuerzo de nuevos viticultores locales y foráneos que han apostado decididamente por este territorio. Los vinos de la Serranía de Ronda (Denominación de Origen Vinos de Málaga) son el complemento ideal para la gastronomía local y para otras regiones gastronómicas. Las más de 20 bodegas existentes elaboran extraordinarios tintos, rosados y blancos estando disponibles en las cartas de la mayoría de los restaurantes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Son varias las referencias arqueológicas y documentales que aseveran la larga tradición de Ronda como tierra de vides y vinos.

BAÑOS ARABES EXTERIORGastronomía
Muchos productos como las hortalizas frescas y biológicas, legumbres, miel, castañas, aceites, setas, espárragos trigueros, tagarninas, caracoles, carnes de caza, etc., se nos ofrecen en una variada y sabrosa cocina tradicional. En Ronda, se obtiene un aceite de oliva puro de muy baja acidez, dorado con ligeras tonalidades verdosas, neto al paladar y de gran fragancia. Fruto de una seleccionada materia prima, los rubios o morados cochinos criados en un medio sano y natural de bosques de encinas que les proporcionan la necesaria ración de bellotas; aderezos justos; curaciones lentas y cuidadosas bajo el preciso ambiente. Así nacen los ibéricos de la Serranía de Ronda. Pastoreo de cabras caprichosas sobre una vegetación autóctona y variada. Meticulosidad y cariño en la elaboración. Sabia y sosegada maduración en la penumbra son factores determinantes de un amplio surtido de quesos. Sabias manos amasan nobles ingredientes: harinas, miel, almendras, manteca, meloja, higos, castañas, licores, especias, dando vida a un inmenso surtido de dulces artesanos: rosquillas de alfajor, quesos de almendra, roscos de vino, tortas de aceite o de miel, mantecados, suspiros, yemas…

vino RONDA

Ronda,
la de magia e historia,
la de naturaleza y vino,
la de poesía y cuentos,
la de propios y visitantes…

Comparte esto

Tweetea esto! Compartelo en Facebook