La Preparación 33% del Exito – 2a Parte

Sebastian Bastida

SEBASTIANEn el artículo anterior dividimos al caballo por áreas. Estudiando su anatomía, separando sus regiones y diferenciando bien las buenas, las malas, las que se pueden corregir y aquellas que, por su difícil mejora, debemos aprender a ocultar en su mayor medida.

En este artículo, vamos a enfocar nuestra atención en el cuello. Esta región, con el trabajo y la presentación, tiene una mejoría notable en el entrenamiento de nuestro ejemplar.

Sabemos que el cuello en el caballo, es como la joroba en el camello, una región donde, sobre todo el PRE, tiende a acumular reservas de grasa que en la naturaleza utilizaría en épocas de sequía o poco alimento.

Como parte del entrenamiento de nuestro ejemplar, utilizamos la alimentación para desarrollar e incluso provocar una hipertrofia muscular en algunas regiones, como por ejemplo la grupa, y para ello debemos procurar una alimentación rica en proteínas, para ocasionar el aumento muscular, y rica en grasa para redondear la anatomía del caballo. Como resultado de este tipo de entrenamiento, típico de un caballo de morfología, que es muy diferente a un caballo de carreras o un caballo de raid, nos podemos encontrar con la acumulación de grasas en la anatomía del cuello.

Como bien sabemos y las últimas tendencias y estudios sobre la anatomía del caballo nos indican, la estructura del cuello debe ser ligera, el PRE debe también ir aligerando al máximo esta región; como consecuencia de estos estudios los jueces tienden a puntuar mejor este tipo de cuellos, sobre todo, en potros y yeguas.

Nosotros, como presentadores y entrenadores de caballos PRE para la morfología, debemos aligerar la región del cuello de nuestros ejemplares para conseguir una puntuación mayor en los campeonatos.

En este artículo trabajaremos con un sencillo método que debemos usar, sobre todo, en épocas de calor, para aligerar al máximo a los ejemplares que tengan los cuellos engrasados y también a aquellos que no los tengan, para evitar que con el entrenamiento lo acumulen.

Como bien sabemos y las últimas tendencias y estudios sobre la anatomía del caballo nos indican, la estructura del cuello debe ser ligera.

CABALLO-1_texto

CABALLO-2_texto

CABALLO-3_texto

CABALLO-4_texto

CABALLO-5_texto

CABALLO-6_texto

Comparte esto

Tweetea esto! Compartelo en Facebook