Víctor Zafrilla – Preparador Físico Taurino

VICTOR ZAFRILLAEntrevista de Mónica Bay

El objetivo de ir a una corrida de toros, es gozar de una faena de arte o poder, según sea el caso… del dominio que tiene el lidiador sobre su miedo. Pero ¿qué hay detrás de un torero, además de su vocación y su arte? ¿Qué tanto conocemos acerca de su preparación física y de las reacciones de su cuerpo ante un toro bravo o inclusive, ante el público?

Natural de Albacete, Víctor estudió la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad de Castilla – La Mancha, en Toledo. Posteriormente realizó un Máster en Alto Rendimiento Deportivo en el Comité Olímpico Español. Continuó con otro Máster en Investigación en Ciencias del Deporte y actualmente realiza el Doctorado en Investigación Socio-Sanitaria y de la Actividad Física, llevando a cabo una Tesis Doctoral sobre las características morfológicas, de condición física y esfuerzo, que realizan los toreros en la plaza durante faenas reales.

¿Por qué te interesó el entrenamiento físico de los toreros?
Desde pequeño he estado vinculado con el mundo del toro. Muchos amigos de mis padres han sido o son toreros y siempre han seguido a toreros de mi tierra (Albacete), como Dámaso González o Manuel Caballero. El mayor interés surgió cuando un íntimo amigo mío decidió ser torero. Fue entonces cuando, con mi formación en ciencias del deporte, vi una laguna, tanto de conocimiento como de investigación, en la que a pesar de la importancia de prepararse bien, no se sabía cuál era la mejor manera de entrenar. Fue cuando empecé a profundizar, estudiar y especializarme en la preparación física-taurina.

¿Cuándo inició el entrenamiento físico de los toreros a cargo de un Preparador Profesional?
Los toreros de antes, siempre han entrenado por imitación de lo que hacían las Figuras de la época o los diestros que triunfaban. Hablando con toreros de otras épocas, me han transmitido que se dejaban asesorar por deportistas con los que tenían relación. Pero es a partir de la última década, cuando están incorporando a preparadores físicos en sus cuadrillas.

GARIBAY 2016

Por su preparación física ¿se considera a un torero, un atleta de alto rendimiento?
Particularmente no considero que un torero sea un deportista de alto nivel. Aunque tienen muchas cosas en común. Un torero es un artista, no un deportista. Y eso siempre hay que tenerlo en cuenta. El torero no busca hacer un tiempo en una prueba, o saltar más alto. Como decía Juan Belmonte, el torero lo que tiene que conseguir, es olvidarse del cuerpo y expresar lo máximo delante del toro. Otra cosa es la preparación y mentalización que llevan ambos, que es muy intensa y parecida. En el caso del torero, como dice José María Manzanares “en un momento de la lidia, si estás fuerte físicamente, te puede llevar a la gloria, y si no lo estás, al fracaso”.

¿Cuánto peso pierde en promedio un torero en una corrida de toros?
Te puedo decir que en una corrida de toros, queman alrededor de 2000 a 2500 calorías. Es mucho, teniendo en cuenta que una persona joven, sedentaria, en un día completo, ronda por ese número de gasto calórico.

¿Cuánto pierde en líquido?
Aún no lo sabemos con seguridad, pero tengo la hipótesis que de 2 a 4 kilos. Hemos visto varias deshidrataciones en matadores de toros y teniendo en cuenta la vestimenta, el esfuerzo físico y el calor, pierden mucho líquido. Por eso es muy importante hidratarse bien antes, durante y después de torear.

Como entrenador físico ¿cómo defines el toreo de salón?
El toreo de salón lo entiendo como un entrenamiento puramente técnico en el que los movimientos tienen que fluir, conociendo tu cuerpo, corrigiendo posiciones, toques, alturas, distancias, etc. A veces hay que hacerlo en fatiga, por si se diera esa circunstancia en una plaza. De igual manera, hay que torear de salón con viento. En las plazas de toros, a veces hace mucho aire y los trastos hay que dominarlos al 100%.
Actualmente, casi la totalidad de los toreros hacen ejercicios de fuerza, al margen del toreo de salón, pero no necesariamente tienen que ser pesas. Hay muchas maneras de trabajar la fuerza sin una pesa.

Antes no existía tanta tecnología, controles y tantos conocimientos en preparación física ¿eran más resistentes por naturaleza los toreros? ¿O la evolución que ha tenido el toreo también se nota en su resistencia física?
La primera referencia que tengo de preparación física taurina, es en el año 1946, en la revista El Ruedo, no es algo actual. Una vez hablando con Palomo Linares me comentó que en su época él sí se hacía controles médicos y le daban consejos para entrenar.
Ahora veo a los toreros mejor preparados que nunca. Antes entrenaban sin conocimiento ni planificación, era entrenar cuanto más mejor, y eso es un error. No hay que entrenar mucho, hay que entrenar bien.
La evolución del torero es importante, el toro ha cambiado y la forma de torear también. Además, hay mucha competencia y como dice Sebastián Castella, si no te amoldas a los tiempos, te quedas atrás. Quizá ahora hay más toreros que torean menos, y por eso dedican más tiempo a la preparación física. Es una baza que tienen que tener de su parte y al 100 por 100 controlada. Decía Voltaire que la suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y se fusionan. En este sentido, con pocas oportunidades la preparación tiene que ser más que plena y si quieres ser torero, el esfuerzo no se negocia, viene implícito en la profesión.

MANOLETE, BELMONTE, EL GALLO

La evolución del torero es importante, el toro ha cambiado y la forma de torear también.

¿Con qué otro atleta se podría comparar la preparación y rendimiento de un torero?
Es una pregunta muy amplia. En los últimos estudios los hemos comparados con deportistas de muchas disciplinas. Los que más se acercan son los deportistas de lucha y combate, ya que el esfuerzo físico es intenso, intermitente y con poco tiempo de recuperación.

TRES FOTOS 1¿La adrenalina que segregan, es una droga? ¿Qué efectos causa en su organismo?
La adrenalina se segrega en respuesta a una situación de peligro o emoción y tienen factores psicológicos que pueden ser muy motivantes, ya que el exponerse al riesgo y ser capaz de controlarlo, puede ser agradable. Hay muchas declaraciones de toreros que dicen sentirse bien pasando miedo. Algunas personas son adictas a la adrenalina y cada vez requieren dosis más elevadas para sentir sus efectos, esto implica exponerse cada día a situaciones más peligrosas, y si no se lleva de manera controlada, puede atentarse contra la vida. No obstante, no conozco a ningún torero que se le haya diagnosticado adicción a la adrenalina.

¿Con qué otras disciplinas se complementa la preparación física de un torero? Es decir, alimentación, yoga, meditación, mentalización, inclusive religión…etc.
Depende de cada torero. No obstante, toda preparación física, sin descanso ni alimentación adecuada, no sirve para nada. La mentalización y preparación psicológica es muy importante. Decía Morante de la Puebla que todo lo que pasa en la vida, puede pasar en una corrida de toros: el sacrificio, el éxito, triunfo, fracaso… y para soportar todo esto, tienes que tener una fortaleza mental impresionante.

¿De qué depende el entrenamiento particular de un torero? (Complexión física, estilo de toreo…).
Particularmente, entreno a toreros teniendo en cuenta muchas cosas, como sus características y condición física, concepto del toreo, tipo de corridas que torea, etc. y luego en función de toda la temporada, de los tentaderos que tenga, toros a puerta cerrada, festivales y corridas o novilladas en plazas de 1ª , 2ª y 3ª categoría. Las planificaciones que realizo van en función de todo esto y de muchas cosas más. Intentando siempre que los días clave, se llegue al 150% de forma física. Días clave me refiero, tanto a corridas o novilladas importantes, como a un tentadero que vaya un posible apoderado a verte y tengas que estar más que bien. Todas las planificaciones que he realizado, las hemos ido modificando casi a diario, por los sucesos inesperados que tienen los toreros. No es igual que un futbolista, que sabe cuándo va a jugar y contra quien. En el toreo puedes tener un día una corrida y al siguiente 35. En mi caso, me cuesta menos quebraderos de cabeza realizar una planificación de entrenamientos a una Figura del toreo que a un torero de una o dos tardes al año. La Figura tiene casi toda la temporada más o menos planificada. Sabes con cierta seguridad a qué plazas va a ir y en qué época del año. Lo único que te lleva a modificar las planificaciones, son días que vaya al campo y las posibles lesiones que pueda tener.

¿Cuál esfuerzo físico es mayor… el de los entrenamientos, o el de enfrentarse en la plaza a un toro y al público?
Después de medir la frecuencia cardiaca a más de 40 toreros, tantos entrenamientos físicos, tentaderos, toros puerta cerrada y corridas de toros, sin duda el mayor esfuerzo se hace vestido de luces en un festejo real. Particularmente en la faena de muleta, cuando el torero está solo ante el toro. En esos momentos, su frecuencia cardiaca está, en casi todos los casos, por encima de 170-180 pulsaciones, que supone más del 80-85% de su frecuencia cardiaca máxima.

Particularmente en la faena de muleta, la frecuencia cardiaca del torero está, en casi todos los casos, por encima de 170-180 pulsaciones.

¿Esta preparación física tan fuerte favorece la recuperación tan rápida que tienen los toreros, o es más bien su espíritu y su vocación?
Ambas cosas, cuanto mejor estés preparado, menos percances vas a tener y mejor te vas a recuperar, tanto de lesiones, como de cornadas. Un torero que esté físicamente fuerte y reciba una voltereta y una mala caída, le va a afectar menos, que a otro que no tenga una preparación adecuada, simplemente por fortaleza muscular. El espíritu, la vocación, el compromiso y la vergüenza torera son aspectos fundamentales. No obstante, también hay que tener en cuenta que, por ejemplo, un futbolista lesionado que no puede jugar, cobra igual a final de mes. Sin embargo, un torero, si no torea, no cobra.

TRES FOTOS 2¿Qué comer y qué no comer antes de una corrida?
Para torear tienes que estar bien alimentado y tener los depósitos de “gasolina” llenos. La gasolina del torero son los hidratos de carbono. Se debe comer alimentos fáciles de digerir, pero que nutran, para el esfuerzo que se va a hacer por la tarde. Una mala alimentación, puede condicionar la tarde. Respecto al qué comer, depende del entrenamiento previo, cena del día anterior y desayuno del mismo día. Igual que para el entrenamiento, en nutrición y dietética, cada torero es distinto. No existe una dieta “tipo” para todos igual, tampoco un entrenamiento tipo, va en función de sus características personales, de agenda, entrenamientos, etc.

¿Afecta la altura de una ciudad a su rendimiento en la plaza? ¿Con cuántos días de antelación a la corrida es conveniente llegar a una ciudad? (Aunque por sus agendas esto sea prácticamente imposible).
Por supuesto, a mayor altura, menos presión atmosférica y esto supone que entre menos oxígeno en nuestro organismo. Cuando esto sucede, nuestro cuerpo se encarga de crear respuestas fisiológicas que puedan coger la mayor cantidad de oxígeno posible. Por ello, es recomendable como mínimo, estar una semana expuesto a esa altura. Actualmente existen cámaras que simulan la altura y que algunos toreros y deportistas han utilizado.
Además, al margen de la altura, otro aspecto importante si realizas un viaje de Europa a América o viceversa, es el horario. Muchos deportistas, cuando tienen poco tiempo (y presupuesto) para acostumbrarse a altura y horario, modifican la hora de sus relojes para ir poco a poco cambiando los ritmos circadianos del cuerpo. Incluso entrenan a las 4 ó 5 de la madrugada, ya que en el horario del destino (sobre 8 horas de diferencia) será la hora correcta de entrenamiento. Es cuestión de ir acostumbrando el cuerpo.

¿Cómo se manifiesta físicamente el miedo?
En cada persona es diferente, aumentando la frecuencia cardiaca, quedándose paralizado o incluso huyendo. La reacción emocional que se produce por el miedo tiene respuestas a nivel fisiológico, cognitivo y comportamental.
En el toreo, el miedo forma parte de la profesión, pero los toreros son especialistas en dominarlo. Muchas veces, este miedo, más que al animal (que también) es al “que pasará”. Alejandro Talavante dijo en una entrevista en La Razón, que el miedo le genera ansiedad y no es fácil llevarlo, pero que termina seduciéndole.

¿Existe algún secreto en la preparación física para lograr dominar el miedo?
El miedo, cuando se maneja, ayuda a que los pensamientos vayan más deprisa y a que actuemos de una forma más precisa. Para dominar el miedo, es importante tener confianza en lo que estás realizando. Esto lo da la experiencia y la preparación física ayuda a generar más confianza. Decía Espartaco que si el valor se pudiese comprar, la única moneda de cambio seria la preparación física.

¿Cómo es el entrenamiento promedio de un torero?
Depende de muchos factores y del momento de la temporada. No es lo mismo entrenar en enero, que en mayo o agosto, sobre todo si es un torero que está en todas las ferias, no tendrá el mismo entrenamiento que otro que torea una o dos tardes al año. Normalmente el entrenamiento se basa en toreo de salón y entrenamiento físico a diario. Y los más privilegiados, en tentaderos y toros a puerta cerrada. Según un estudio de mi compañero Gabriel Reyes Cárdenas, los toreros dedican como media unas 15 horas semanales a entrenamiento de salón y unas 10 horas a la semana al entrenamiento físico.

¿Cómo influye la respiración a la hora de enfrentarse al toro?
Teniendo en cuenta que delante del toro se está a pulsaciones muy elevadas, es muy importante saber respirar bien, para torear despacio. De hecho, muchos de los entrenamientos que realizo son para crear situaciones de hiperventilación para justo después torear de salón, controlando la respiración y las pulsaciones para torear despacio, que es muy difícil. Para poner un ejemplo, una persona que esté leyendo esta entrevista, estará en torno a unas 50-60 pulsaciones por minuto. Imagínense estar a 170-180 pulsaciones y además torear despacio. Es muy difícil lograr ese control. Por eso, muchos novilleros que empiezan se ven “acelerados”. Aún no son capaces de controlar las pulsaciones elevadas con la despaciosidad de sus movimientos.

El miedo forma parte de la profesión, pero los toreros son especialistas en dominarlo.

¿Cómo hacer que prevalezca el arte sobre lo físico? ¿Que de tan preparados físicamente, logren un nivel estético y de naturalidad que realmente se olviden del cuerpo?
Es muy buena pregunta. Decía Emilio Muñoz que para que un torero funcione y tenga éxito, tiene que tener un poquito de muchas capacidades y “un mucho” de alguna. A todos se nos vienen a la cabeza toreros que tienen una gran capacidad artística, o que predomina su físico, su temple, su valor, su técnica, su empaque. Cada uno destaca en la faceta que más domina. También hay algunos toreros que tienen “un mucho” de muchas capacidades. Para que prevalezca el arte sobre el físico tienes que trabajar mucho el físico, para que no sea un lastre a la hora de expresar los sentimientos. Si un torero está delante del toro y le pesan los trastos, está fatigado, tiene alguna molestia, etc. va a estar pensando en todo eso y buscará alternativas para que esos trastos no le pesen o pueda descansar, o no le moleste alguna lesión. Sin embargo, si tu estás con el físico al 100% y tienes un control total del cuerpo, te centras exclusivamente en el planteamiento de la faena, te olvidas completamente del cuerpo y es entonces cuando, si hay “comunicación” con el animal, el arte sale.

¿Podrías hacer un cuadro comparativo del cuerpo (pulsaciones, respiración, etc.) en estado tranquilo y en estado de enfrentamiento a un toro?
Al día de hoy, hemos medido la frecuencia cardiaca en más de 50 faenas reales en corridas de toros. Han colaborado en nuestros estudios toreros como “El Juli”, Perera, Urdiales, Antonio Ferrera, Miguel Abellán, David Mora, Cesar Jiménez, etc. Hemos visto que cada torero tiene un patrón de esfuerzo físico en función de la frecuencia cardiaca que se repite en casi todas las faenas, independientemente de la condición del animal. Son unos datos que particularmente me sorprenden mucho. Nos queda mucho por investigar, pero poco a poco vamos viendo cómo funciona el cuerpo de un torero.
El gráfico de abajo corresponde a una diapositiva de una conferencia comparando la frecuencia cardiaca media de todos los toreos analizados, en función del ritmo de carrera y lo que aguantarían corriendo.

GRAFICA 1

Animo a todos los toreros, ya sean matadores, novilleros o banderilleros a que confíen su preparación a profesionales de las ciencias de la salud, como preparadores físicos, nutricionistas, psicólogos, fisioterapeutas, etc. Nosotros estamos para ayudar, y todo lo que van a encontrar son avances en su profesión como torero y como persona.

GRAFICA 2

Análisis de la frecuencia cardiaca de un matador de toros en una temporada completa. En tentaderos, toros a puerta cerrada y corridas de toros (de izquierda a derecha respectivamente). Como pueden observar, en la imagen de la derecha (corridas de toros) la evolución de la frecuencia cardiaca es muy similar, a pesar de que corresponden a corridas de toros distintas, y por supuesto toros con distintos comportamiento.

Comparte esto

Tweetea esto! Compartelo en Facebook